Archivo del 9 de diciembre de 2020

El origen de la corona de adviento - Floristería Nerine

A  este tercer domingo de Adviento la Iglesia lo llama “Domingo Gaudéte”, es decir, domingo del “Alegraos”. Recibe ese nombre por la primera palabra en latín de la antífona de entrada, que dice: Gaudéte in Domino semper: íterum dico, gaudéte (“Estad siempre alegres en el Señor, os lo repito, estad alegres” Filipenses 4, 4.5). Las tinieblas que cubrían el Antiguo Testamento comenzaron a disiparse con la luz –tenue aún- de los profetas. Luego brilló la antorcha precursora –Juan-. Hasta que finalmente amaneció Cristo, Sol nacido de lo alto para iluminar a los que estaban sentados en las tinieblas de la muerte. La primitiva Iglesia nutrió su piedad en esta idea de Cristo-Luz. Y dicha piedad cristalizó en una fórmula del Concilio de Nicea inserta en el Credo: “Creo en un solo Señor Jesucristo…, Dios de Dios, Luz de Luz”. Y con su Luz vino la alegría (segunda lectura, evangelio).

Buscar
Santoral
Policarpo (ob mr), Sireno (mje), Marta de Astorga (vg), Milburga (vg), Romana (vg). Beata: Rafaela de Ibarra
Hemeroteca
diciembre 2020
LMXJVSD
« Sep Feb »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031