Archivo del 22 de noviembre de 2016

POR SANTA CECILIA

¿Qué sería de la música si no existiera el silencio? ¿Y del silencio si, a continuación, no brotase la música? 
Santa Cecilia, aquella mujer que mientras daba razón de su fe, cantaba a la gloria de Dios nos sugiere en este día de la Patrona de los músicos muchas cosas:
-A mal tiempo, buena cara. Es en los momentos de incertidumbre donde más se denota la armonía de lo que llevamos en el alma: fuerza o debilidad.
-Valentía ante el acoso. Es fácil ser cristiano en campo arado pero, lo meritorio, es tener cintura religiosa en circunstancias de escepticismo religioso.
-Coherencia ante el mundo cambiante. Santa Cecilia, lejos de echarse atrás en sus planteamientos, supo cerrar los ojos a este mundo con una convicción: el mundo se acaba pero Dios aguarda.
-Armonía frente a la división. La música llega donde las palabras, muchas veces, no alcanzan. La música, entre otras cosas, une y logra un milagro: la alegría.
Santa Cecilia fue una clave para entender a Dios y, sus manos, instrumentos que hicieron sonar otros tantos para gloria de Dios.
Ante una sociedad tan desatinada y tan desafinada, la música, nos brinda una oportunidad para la paz y que no solo sea arte sino que –además- sirva para elevar y engrandecer aún más la liturgia de los cristianos. Mozart, Guerrero, Tomás Luís de Victoria, Haendel, Bach y centenares más llegaron a entender un secreto: que la inspiración, a la fuerza, viene de un Gran Director de Orquesta que se encuentra en la eternidad.
¡Felicidades a todos los que, en este día 22 de noviembre, nos sentimos arropados por Santa Cecilia!

Buscar
Santoral
Hilario (ob), Gumersindo (mr), Servideo (mr), Leoncio (ob) Agricio (ob), Vivencio (cf), Glafira (vg), Verónica de Benasco (vg), Iveta (vda)
Hemeroteca
noviembre 2016
LMXJVSD
« Oct Dic »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930