III domingo de Adviento

MI ALEGRIA ERES TU, SEÑOR Vienes en silencio y tus pasos, Señor, producen en mi, calma, seguridad y paz. Necesito, […]