Horario de misas en San Andrés: 10:30 y 12:30

INMACULADA MISERICORDIA

¡Madre! El Eterno Padre, te edificó pura de arriba abajo

en pensamiento, palabra, cuerpo y alma

para este tu pueblo que, hoy, te ve y te reza: ¡INMACULADA!

Inmaculada y llena de misericordia

No supiste, oh Madre, sino ser ofrenda permanente

En Nazaret, con un “sí” lo dijiste y lo hiciste todo

En Caná, con un “haced” tu mano pudo más

que la intención de Aquel que el agua en vino transformó.

¡MISERICORDIOSA E INMACULADA!

Siempre al lado de nosotros y, siempre, buscándonos

En las cruces cuando nos pesan demasiado

y, en los atajos del mundo, cuando nos perdemos demasiado

En las ideas, cuando a Dios dejamos de lado

y en las obras cuando pretendemos un mundo a nuestro antojo

¡INMACULADA Y CON INFINITA MISERICORDIA!

Así Dios te dispuso y así, Dios, te creó

Para Él lo fuiste todo y, para Él, te diste en todo

Por Él tu cuerpo fue arcilla en sus manos

y, con Él, hiciste un Dios humanado a los pies del mundo.

¡Cómo no darte gracias, Virgen Inmaculada!

Tu ser y tu hondura te delatan: sólo sabes dar

Tú beldad y tus ojos encandilan al Dios de las alturas

y, tu obediencia, sencillez y ternura

proclaman la grandeza que anida en Ti

¡INMACULADA LLENA DE MISERICORDIA!

Llena de Dios, que es todo corazón,

y vaciándote de Dios para traérnoslo al mundo

Llena del cielo, para esta tierra fría

y cálida en tus entrañas para darnos al Salvador.

Así, Virgen Inmaculada, eres Tú

No dejes, en este Año Santo Jubilar,

que neguemos lo que –desde Dios y ante Dios- nos hace eternos:

el amor sin límites y la generosidad sin cuentas

Que de tu mano, Virgen Inmaculada,

sepamos descubrir, acoger y pregonar

a Aquel que, en tu morada virginal,

se hizo carne y, luego, se dejó adorar.

¡SIEMPRE INMACULADA! ¡

¡SIEMPRE MISERICORDIOSA MADRE!