Adelantamos una hora el reloj y desde el lunes las misas de los días laborables se atrasan a las 20:00 , el resto del horario sigue igual.