Ver imagen original Comenzamos a prepararnos para la Navidad. Para la gente estamos en las ultimas semanas del año, para los cristianos las primeras del Año Liturgico. El despertador espiritrual ha sonado y el Señor nos invita a estar vigilantes, a renovarnos espiritualmente y a a robustecer nuestra esperanza..