Con esta imagen de nuestro retablo que nos recuerda el martirio de San Andrés Apóstol os quiero desear lo mejor a todos los feligreses.

Hoy a las 7 de la tarde celebraremos en la parroquia su fiesta con toda solemnidad

+José L.

ADVIENTO

Tiempo de cercanía en el que, el cielo, se hace ver, comprender y entender:

¡DIOS A LA VISTA!

Tiempo de salvación en el que, el hombre, busca razones para vivir

y un corazón en el que, DIOS, pueda hacer obras grandes por el amor.

¡EL AMOR A LA VISTA!

Tiempo de alegría, porque un Niño, es capaz alegrar la humanidad corrompida

o distraída por falsas esperanzas o sonrisas postizas

¡EL GOZO A LA VISTA!

Tiempo de esperanza ante una tierra desgajada y que aborta ilusiones y promesas, certezas y manos abiertas

Tiempo de esperanza ante el llanto de los que no son escuchados o dejados de lado, ante los que gritan por un mundo como Dios manda

¡LA ESPERANZA A LA VISTA!

Tiempo de oración ante el ruido que nos aísla o el ruido que nos ensordece

El ruido que nos paraliza y nos impide escuchar el rumor divino

¡TIEMPO DE ORACIÓN!

Tiempo de niñez de, recuperar, ese niño que jamás debiéramos de haber olvidado y que lo vendimos por dioses extraños

Ese niño que, siendo pequeño, se abría a las cosas grandes

y, siendo grande, ha permitido que su corazón

se estrechase para los valores eternos

¡TIEMPO DE SUEÑOS!

Tiempo de austeridad ante el desafío de lo material y el consumismo

Tiempo de austeridad frente a la abundancia que nos sacia y hastía

Tiempo de austeridad frente a la superficialidad y el simple escaparate

¡TIEMPO DE SOBRIEDAD!

Adviento: Dios a la vista; el amor a la vista; el gozo a la vista; la esperanza a la vista; tiempo de oración; tiempo de sueños; tiempo de sobriedad.

Adviento: ¡TIEMPO PARA QUE DIOS NAZCA DE NUEVO!

POR SANTA CECILIA

¿Qué sería de la música si no existiera el silencio? ¿Y del silencio si, a continuación, no brotase la música? 
Santa Cecilia, aquella mujer que mientras daba razón de su fe, cantaba a la gloria de Dios nos sugiere en este día de la Patrona de los músicos muchas cosas:
-A mal tiempo, buena cara. Es en los momentos de incertidumbre donde más se denota la armonía de lo que llevamos en el alma: fuerza o debilidad.
-Valentía ante el acoso. Es fácil ser cristiano en campo arado pero, lo meritorio, es tener cintura religiosa en circunstancias de escepticismo religioso.
-Coherencia ante el mundo cambiante. Santa Cecilia, lejos de echarse atrás en sus planteamientos, supo cerrar los ojos a este mundo con una convicción: el mundo se acaba pero Dios aguarda.
-Armonía frente a la división. La música llega donde las palabras, muchas veces, no alcanzan. La música, entre otras cosas, une y logra un milagro: la alegría.
Santa Cecilia fue una clave para entender a Dios y, sus manos, instrumentos que hicieron sonar otros tantos para gloria de Dios.
Ante una sociedad tan desatinada y tan desafinada, la música, nos brinda una oportunidad para la paz y que no solo sea arte sino que –además- sirva para elevar y engrandecer aún más la liturgia de los cristianos. Mozart, Guerrero, Tomás Luís de Victoria, Haendel, Bach y centenares más llegaron a entender un secreto: que la inspiración, a la fuerza, viene de un Gran Director de Orquesta que se encuentra en la eternidad.
¡Felicidades a todos los que, en este día 22 de noviembre, nos sentimos arropados por Santa Cecilia!

Hoy martes 2 de noviembre, a las 7 de la tarde, comienza en San Andrés la Novena por la ánimas del Purgatorio. En las misas tendremos un recuerdo especial para los miembros de la Cofradía del Apostolado difuntos.Novena animas

¡Feliz Solemnidad de Todos los Santos!

El 1 de noviembre la Iglesia Católica se llena de alegría al celebrar la Solemnidad de Todos los Santos, tanto aquellos conocidos como los desconocidos, que con su vidason ejemplo de que sí es posible llegar al cielo.

“Hoy nosotros estamos inmersos con el espíritu entre esta muchedumbre innumerable de santos, de salvados, los cuales, a partir del justo Abel, hasta el que quizá está muriendo en este momento en alguna parte del mundo, nos rodean, nos animan, y cantan todos juntos un poderoso himno de gloria”, decía San Juan Pablo II un primero de noviembre de 1980.

Esta celebración tuvo sus orígenes por el siglo IV debido a la gran cantidad de mártires en la Iglesia. Más adelante el 13 de mayo del 610 el Papa Bonifacio IV dedica el Panteón romano al culto cristiano, colocando de titulares a la Bienaventurada Madre de Dios y a todos los mártires. Es así que se les empieza a festejar en esta fecha.

Posteriormente el Papa Gregorio IV, en el siglo VII, trasladó la fiesta al 1 de noviembre, muy probablemente para contrarrestar la celebración pagana del “Samhain” o año nuevo celta (en la actualidad Halloween) que se celebra la noche del 31 de octubre.

En el 2013 el Papa Francisco, ante una gran multitud de gente, exhortó: “Dios te dice: no tengas miedo de la santidad, no tengas miedo de apuntar alto, de dejarte amar y purificar por Dios, no tengas miedo de dejarte guiar por el Espíritu Santo. Dejémonos contagiar por la santidad de Dios”.

Buscar
Santoral
Nuestra Señora de la Fuenciscla. Nuestra Señora de la Misericordia (en Reus). Anacario (ob), Austindo (ob), Baldomiano (mr), Dalmacio Moner-Dalmau Moner (relg), Emila (diac), Cleofás (disc de Jesús), Herculano (sold mr), Lope (ob), Aurelia (vg), Neomisia (vg), Tata (mr). Beatos: José Benito Dusmet (ob), Lorenzo de Ripafratta (pbro)
Hemeroteca
septiembre 2020
LMXJVSD
« Jun  
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930