La dulce compañía de este lindo ángel de la guarda se puede admirar ...

HIMNO DE LAUDES
AL SANTO ÁNGEL DE LA GUARDA

Ángel santo de la guarda, compañero de mi vida, tú que nunca me abandonas, ni de noche ni de día.

Aunque espíritu invisible, se que te hallas a mi lado, escuchas mis oraciones y cuenta todos mis pasos.

En las sombras de la noche, me defiendes del demonio, tendiendo sobre mi pecho tus alas de nácar y oro.

Ángel de Dios, que yo escuche tu mensaje y que lo siga, que vaya siempre contigo hacia Dios, que me lo envía.

Testigo de lo invisible, presencia del cielo amiga, gracias por tu fiel custodia, gracias por tu compañía.

En presencia de los Ángeles, suba al cielo nuestro canto: gloria al Padre, gloria al Hijo, gloria al Espíritu Santo. Amén.

Orden sacerdotal Hace 25 años, en la fiesta de los Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael me ordené sacerdote. Con tal motivo el domingo dia 4 de octubre a las 17:00 celebraré en la parroquia de San Andrés una Misa de Accion de Gracias y posteriormente tendremos un refrigerio en la huerta parroquia. Todos lo parroquianos están invitados a uinirse a esta celebración.

MES_DEL_ROSARIO[1] Viva María via el el Rosario, viva Santo Domingo que lo ha fundado. Los dieces del Rosario son escaleras para subir al cielo las almas buenas.

Todos los dias antes de la Santa Misa rezaremos el Santo Rosario.

Los mCatecismoiércoles a la 17:oo catecimos de Primera Comunión y a las 20:00 catecismos de Confirmación.

SEÑOR SANTIAGO
Como tú, también yo de vez en cuando,
me encuentro arreglando las redes
de mi vida a las orillas de mi existencia.
¿Arreglando o desarreglando?
¡No lo sé!
Sólo sé que, de cuando en vez,
siento una voz que me dice:
¿Qué haces? ¿Por qué te afanas tanto?
¿Cuánto has pescado hoy?
¿Qué has hecho hoy con tu vida?
Miro hacia arriba, y así como tú, viste algo
no siempre yo veo nada claro.
Me falta tu impetuosidad
y me sobra cobardía para, mirando hacia delante,
saber que hay un Señor que una y otra vez me dice:
¡Ven y sígueme! Pero ¿sabes?
Siempre respondo lo mismo:
¿A dónde seguirte? ¿Para qué? ¿Por qué yo?
Y es que, Señor Santiago,
siempre pienso que eso de “ven y sígueme”
es para la gente cualificada
para las personas solitarias
para aquellos que son un poco especiales.
Y en el fondo, bien lo sabe Dios,
es miedo a mostrarme como lo que soy.
Digo ser cristiano, y me cuesta demostrarlo
Presumo de ser bautizado, y a duras penas me mantengo
Pretendo seguir a Cristo y, a cualquier distracción,
Prefiero quedarme parado en cualquier esquina.
¡SI; SEÑOR SANTIAGO!
Hoy, permíteme que te dé las gracias por tu gran regalo
Por poner, en nuestra tierra, la primer piedra
de ese gran edificio espiritual de Jesús de Nazaret
Déjame darte las gracias por tu valentía
incluso por haber creído de tal manera en Cristo
que te permitiste el lujo de pedir un puesto privilegiado
al lado del Padre Dios
Déjame, ante esta tu fiesta,
sonrojarme ante la grandeza de tu fe
en comparación con la débil mía:
tú fiel hasta dar la vida por Cristo
yo fiel siempre y cuando no me exijan tanto.
Déjame, Señor Santiago,
darte las gracias por habernos dejado
tu encuentro con la Virgen María.
Ella, como hace tantos siglos,
sigue estando presente y ayudando
a todo aquel, a todos aquellos
que se ponen en camino
para llevar la Buena Noticia
por todos los rincones del mundo.
Y cuando tantos confunden “aconfesionalismo”
con “absentismo” en lo religiosoa
azuza tu espuela sobre este caballo de occidente
que, con jinetes necios sobre sus lomos,
corto trayecto les aguarda 
por no querer o saber aferrarse a aquellos valores
que, por debajo y por arriba,
son más altos y definitivos que ellos mismos.
¡Gracias! ¡Gracias, Señor Santiago!

Buscar
Santoral
José Cupertino (relg), Juan Macías (relg), Metodio (ob mr), Ferreol (mr), Almodis (mr), Irene (mr), Ricarda (relg), Sofía (mr)
Hemeroteca
septiembre 2018
L M X J V S D
« Jul    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930